Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso VIII

Mensaje a la Iglesia Éfeso
(52) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (yy)

Ver Link

Pero tienes a tu favor que aborreces las prácticas de los nicolaítas, las cuales Yo también aborrezco. (Apocalipsis 2:6 NVI)

Reflexión
Los nicolaítas eran seguidores de un tal Nicolás, que la tradición quiere ubicar o identificar con Nicolás, el prosélito de Antioquía, quien era uno de los siete diáconos elegido por los apóstoles para el servicio (Hechos 6:1-5). Se debe destacar que, la evidencia de esta asociación, es circunstancial. Profundizando en el estudio, y habido cuenta de la fecha de la carta de Juan y la práctica de esta naciente secta, es imposible que Nicolás el prosélito, de Antioquia; quien estuvo al frente de la iglesia en esa ciudad, fuera el fundador u originador de la secta.

(53) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (zz)

El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. Al que salga vencedor le daré derecho de comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios. (Apocalipsis 2:7 NVI)

Reflexión
Más adelante, se conocerá detalles sobre los nicolaítas, ya que fueron una secta activa y creciente; pero, hasta que entremos en el tema de la Iglesia de Pérgamo. Hoy, nos centraremos en: “El que tenga oídos, oiga”: Esta frase o expresión, fue característica destacada en las enseñanzas de Cristo y registrada en los cuatro Evangelios. Aparece en el cierre de cada mensaje dirigido a cada una de las Iglesias (Apocalipsis 2:17,29; 3:6,13, 22). Cuando la Escritura enfatiza o repite algo, significa que tiene gran prioridad o relevancia. Conoceremos la importancia de la expresión, próximamente.

(54) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (aaa)

El que tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. (Apocalipsis 2:7 RVR)

Reflexión
Para entender la plenitud de la frase “el que tenga oídos, oiga”, debemos conocer que significa oídos y oír´. En primer lugar, se debe entender que se necesita tener los oídos para oír; por eso la afirmación de la frase: “el que tenga”. Ciertamente, sabemos que hay personas que tienen “orejas”, que es la parte exterior del órgano oído; sin embargo, no oyen; estos, son conocidos como sordos. El diccionario define oído, como: sentido corporal que permite percibir y distinguir los sonidos. (2) Órgano corporal que sirve para oír; en el hombre y en los animales…

(55) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (bbb)

El que tenga oídos, escuche este mensaje del Espíritu a las Iglesias. (Apocalipsis 2:7 BLAT)

Reflexión
Continuando con la Meditación sobre “el que tenga oídos para oír, oiga”; he aquí la perspectiva bíblica desde el diccionario: “Órgano auditivo del hombre y de los animales (1 Samuel 3:11; Isaías 35:5; Hechos 7:57). El intelecto y la obediencia operan en función del oído (Job 12:11; Isaías 55:3). El hablar en los oídos de otro significa hablar enérgicamente y en voz alta (Génesis 20:8), pero descubrir algo al oído es revelar un secreto importante (1 Samuel 22:8). Es digno de elogio el que tapar sus oídos ante las palabras o propuestas necias (Isaías 33:15).

(56) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (ccc)

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. (Apocalipsis 2:7 LBLA)

Reflexión
Seguimos con: “El que tiene oídos” … continua, descripción del diccionario: “Oreja y oído son inseparables en el contexto de AT. Como un antropomorfismo, se dice que Dios tiene oídos diferente del de los ídolos (Salmos 135:17; Isaías 59:1). Dos costumbres se destacaban en el Oriente en relación con la oreja. Una de ellas consistía en clavar la oreja del esclavo a la puerta de la casa del amo, en señal de servidumbre perpetua y voluntaria. La otra consistía en poner la sangre del sacrificio en el lóbulo de la oreja derecha del sacerdote (Levítico 8:23-24)”.

(57) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (ddd)

Todo el que tenga oído para oír debe escuchar al Espíritu y entender lo que Él dice a las Iglesias. (Apocalipsis 2:7 NTV)

Reflexión
Sobre el tema, el diccionario concluye así: “El mejor empleo del oído es oír el verdadero significado de las Escrituras (Mateo 11:15)”. Visto lo descrito por el diccionario y la Escritura, se puede resumir que: “el que tenga oídos, oiga”: Debe tener la disposición e interés de atender y recibir el Evangelio de Dios, que es la verdad que llegó a la humanidad mediante Jesucristo y confirmada por el Espíritu Santo a los creyentes; permitir que ella contribuya a renovar nuestro pensamiento (Romanos 12:2) y forjar el carácter de Cristo (Gálatas 5:22-23) en nosotros (los creyentes).

(58) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (eee)

¡El que tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias! (Apocalipsis 2:7 DHH)

Reflexión
Razones bíblicas, para respalda el énfasis del “oído y el oír”: (1) La fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios (Romanos 10:17). (2) Tú eres el resultado de lo que crees, porque en eso consiste su formación y carácter, mediante la obediencia (a lo que oye y luego cree); recuerde, el intelecto y la obediencia operan en función del oído; es decir, lo que oyes, luego crees (Job 12:11); al respecto, el profeta clamaba al pueblo de Israel y estas palabras fueron repetidas por Cristo: “Inclinad vuestro oído y venid a Mí, escuchad y vivirá vuestra alma” (Isaías 55:3).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*