La Gracia vs la Ley V

La Gracia vs la Ley
(28) La Gracia vs la Ley

Ver Link

¿Qué diremos entonces? ¿Es pecado la Ley? ¡De ningún modo! Al contrario, yo no hubiera llegado a conocer el pecado si no hubiera sido por medio de la Ley. Porque yo no hubiera sabido lo que es la codicia, si la Ley no hubiera dicho: “No codiciarás”. Sabemos que la Ley es espiritual, pero yo soy carnal, vendido a la esclavitud del pecado. (Romanos 7:7,14 NBLH)

Meditación
Con lo expuesto hasta ahora sobre la Ley y la Gracia, se podrá pensar: ¿la Ley ya no sirve o desapareció? Se debe entender y estar claro que la Ley mosaica sigue siendo una revelación de la justicia de Dios, que se manifiesta en la expresión y la práctica de la Gracia (cuando se es salvo por gracia, mediante la fe). Sin la Ley, no nos habríamos dado cuenta de la justicia de Dios, su alcance y las ofensas que Le provocamos mediante la práctica del pecado, que es la naturaleza normal del humano, nacido en pecado y muerte espiritual; y, destituido de la gloria de Dios.

(29) La Gracia vs la Ley

Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza. (Romanos 15:4 LBLA)

Meditación
Continua la exposición sobre la Ley mosaica (aunque no está en vigencia para los que acogieron la gracia mediante la fe en Jesús): Ésta, nos es de provecho, para comprender el alcance y la dimensión del sacrificio de Cristo (que reconcilió todas las cosas con Dios; las que están en la tierra como en los cielos). Así también, La Ley (mosaica), permanece como parte de las Escrituras, que es “útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16-17).

(30) La Gracia vs La Ley:

Entonces, ¿para qué sirve la Ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador. (Gálatas 3:19 RVR)

Meditación
En este pasaje, Pablo dilucida uno de los objetivos de la Ley, su beneficio y alcance espiritual implícitos. Nos dice la razón que motivó la existencia de la Ley, pero nos hace ver que tendría un tiempo limitado y condicionado a la venida de la simiente, cuya promesa fue hecha a Abraham y cumplida con la venida del señor Jesucristo. Nos ilustra que la Ley fue ordenada o entregada mediante ángeles en la mano de un mediador; este mediador fue Moisés. La gracia tiene su Mediador: ¡Jesucristo! El único Mediador entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2:5).

(31) La Gracia vs La Ley

Entonces ¿para qué la ley? Fue añadida para responder a las desobediencias; pero solamente valía hasta que llegara ese “descendiente” del que habla la promesa, y fueron ángeles los que la concertaron, con la intervención de un mediador. (Gálatas 3:19 BLAT)

Meditación
“Entonces ¿Para qué sirve la Ley?” La respuesta a esta pregunta tiene seis segmentos y algunas partes tienen sus propios numerales: (1.0) La ley fue añadida a causa de las transgresiones; es decir para darle al pecado el carácter de transgresión. (1.1) Los hombres habían pecado antes de Moisés (antes de la Ley); pero en ausencia de la Ley, sus pecados no les fueron imputados (Romanos 5:13); la ley fue el que le dio al pecado el carácter de transgresión; entiéndase, estableció la responsabilidad o culpabilidad a nivel individual del pecado ante Dios.

(32) La Gracia vs La Ley

Entonces ¿para qué fue dada la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones. Hasta que viniera la descendencia a la cual había sido hecha la promesa. (Gálatas 3:19 LBLA)

Meditación
Continuación de ¿para qué sirve la ley? (1.2) Además, en virtud de que los hombres no solo continuaron pecando después que se dio la Ley; sino, que fueron inducidos a la transgresión por la misma Ley que prohibía la transgresión (Romanos 7:8); de manera concluyente, la Ley demostró la arraigada pecaminosidad de la naturaleza del hombre (Romanos 7:11-13); en verdad, Pablo nos demuestra que esto ocurre porque nacemos en pecado y esa naturaleza, siempre es ocasión para que el pecado se manifiesta (tomando cuerpo), que la Ley identifica como transgresión.

(33) La Gracia vs La Ley

Entonces, ¿para qué sirve la Ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente… Más la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes. (Gálatas 3:19,22 RVR)

Meditación
Segmento (2.0). Continuando con la exposición sobre: Entonces, ¿para qué sirve la Ley? Tenemos, que la Ley lo encerró todo (esto quiere decir, todo el mundo) bajo pecado como lo evidencia el pasaje y su complemento en Romanos (3:19-20); porque, todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23). (3.0) La ley fue una manera temporal (tenía vigencia definida) en que Dios trató con el hombre, “hasta que viniese la simiente” (Gálatas 3:19); es decir, la vigencia de la ley fue, hasta la aparición del Señor Jesucristo (la simiente).

(35) La Gracia vs La Ley

Entonces, ¿para qué sirve la Ley? De manera que la Ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo. (Gálatas 3:19, 24-25 RVR)

Meditación
Segmento (5.0) “¿Para qué sirve la Ley?”: La ley era para los judíos lo que el ayo o encargado de la disciplina de los niños era en una familia griega; es decir, el custodio de los hijos mientras estos eran menores. La Ley tuvo su carácter hasta la venida de Cristo; o sea, como lo describen estos pasajes: “Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo; sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre. Así nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo” (Gálatas 4:1-3).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*