Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios

Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios
(25) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (q)

Ver Link

Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto hubo esto en tu corazón, y no pediste riquezas, bienes o gloria, ni la vida de los que te quieren mal, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sabiduría y ciencia te son dadas; también te daré riquezas, bienes y gloria, como nunca tuvieron los reyes antes de ti, ni tendrán los que vendrán después de ti. (2 Crónicas 1:11-12 RVR)

Meditación
El resultado de la sensatez y necedad: “Y Dios engrandeció en extremo a Salomón a ojos de todo Israel, y le dio tal gloria en su reino, cual ningún rey la tuvo antes de él en Israel. Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto su corazón se apartó de Mí y seguiste a dioses ajenos, y no guardaste Mí pacto y mis estatutos que Yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo. Por amor a David no lo haré en tus días; lo romperé de la mano de tu hijo” (1 Reyes 11:10-12). Por la necedad de Salomón, Israel sufrió la división: el Reino del Norte (Israel) y el reino del Sur (Judá).

(26) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (r)

El padre de hijos justos tiene motivos para alegrarse. ¡Qué satisfacción es tener hijos sabios! (Proverbios 23:24 NTV)

Meditación
Caso bíblico de dos hermanos; uno necio y el otro sabio y obediente: Entonces Isaac llamó a Jacob, lo bendijo y le ordenó: No te cases con ninguna de estas mujeres cananeas. Esaú se enteró de que su padre Isaac había bendecido a Jacob y lo había enviado a Padán-aram para que encontrara una esposa, y que le había advertido a Jacob :<No te cases con una mujer cananea>. También supo que Jacob había obedecido a sus padres y se había ido a Padán-aram. A Esaú ya no le quedaban dudas de que a su padre no le agradaban las mujeres cananeas del lugar (Génesis 28:1-8).

(27) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (s)

Hijo mío, si tu corazón es sabio, mi corazón también se me alegrará y se regocijarán mis entrañas cuando tus labios hablen lo que es recto. (Proverbios 23:15-16 LBLA)

Meditación
Padres e hijos pueden evitar problemas o dificultades en sus vidas si tan solo tomasen el tiempo necesario cada día y meditasen en las muchas y diversas enseñanzas que la Escritura tiene con respecto de la sabiduría y evitar la necedad. Formarán hijos con corazón sabio y celebrarán cuando y hablan con rectitud. Muchos han comentado, que no existe lugar alguno, en donde imparten técnicas para formar al hijo y puede ser verdad; pero, la Biblia, el manual por excelencia de la vida, establece, como debe operar el hombre, la familia y su relación con Dios.

(28) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (t)

El necio menosprecia el consejo de su padre; mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente. (Proverbios 15:5 RVR)

Meditación
Antecede un escenario de dos personas, y los términos bíblicos, aplicables a ambas: El hijo o la persona sabia (prudente, sensata) piensa antes de actuar. El necio no lo hace (no piensa); sino, se jacta de su necedad. Una persona de buen juicio (sabia, prudente) es respetada; un necio o persona traicionera no se le cree, ni se respeta y va directo a la destrucción. El prudente sigue o guarda el consejo; el necio, exhibe su orgullo, cual conlleva problemas y conflictos. El prudente sigue el buen camino en el temor del Señor; el necio Lo desprecia y se conduce por mal camino.

(29) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (u)

Atiende a toda viuda que no tenga a nadie quien la cuide. Pero, si ella tiene hijos o nietos, la primera responsabilidad de ellos es poner en práctica la sumisión a Dios en su hogar y retribuir a sus padres al cuidarlos. Esto es algo que le agrada a Dios. (1 Timoteo 5:3-4 NTV)

Meditación
El hijo prudente respeta y cumple las instrucciones de sus padres, y también cuida de ellos, conforme a sus necesidades. Ciertamente, el libro de Proverbios y los Salmos contienen mucha enseñanza al respecto, pero Jesús dio el ejemplo en la cruz del calvario cuando comisionó al apóstol Juan, el discípulo amado para que cuidara y proveyera para María, su madre; y este cuido abarcó tanto lo material, como lo espiritual. Dice la Escritura, que desde esa hora el discípulo la recibió en su casa y cuidó de ella, en obediencia al mandato de su Maestro (Juan 19:25-27).

(30) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (v)

Hijos obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor. (Colosenses 3:30 NVI)

Meditación
Se ha visto varios enfoques sobre hijos: Tanto del necio o insensato, como el sabio y prudente que honra y obedece a padres, según la Biblia. La Escritura nos muestra una recompensa de Dios a una familia que honraron a su padre, en esta historia: “Entonces Jeremías se dirigió a los recabitas y les dijo: Esto dice el Señor, Dios de Israel: Ustedes han obedecido a su padre Jonadab, en todos los aspectos y han obedecido todas sus instrucciones. Por lo tanto, dice el Señor: Jonadab, hijo de Recab, siempre tendrá descendientes que me sirvan (Jeremías 35:18-19). ¡Qué privilegio!

(31) Exhortación a los Hijos: Sensatos y Necios (w)

El temor del Señor es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción. (Proverbios 1:7 LBLA)

Meditación
Conclusión sobre el hijo necio, en Palabras del Salmo (36:1-4), que dice: “A los malvados el pecado le susurra en lo profundo del corazón; no tienen temor de Dios en lo absoluto. Ciegos de presunción, no pueden ver lo perversos que son en realidad. Todo lo que dicen es retorcido y engañoso; se niegan a actuar con sabiduría o hacer el bien. Planea la iniquidad en su cama; se obstina en un camino que no es bueno; no aborrece el mal y no hacen ningún intento de alejarse de la maldad”. Esto resume en pocas palabras la personalidad del necio (Hijo/hombre sin Dios).

¡Jesús Resucitó y está Vivo; ¡Hay Vida y Victoria Él!

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*