LOS ANTECEDENTES DE LAS SIETE TROMPETAS

ANTECEDENTES DE LAS SIETE TROMPETAS
L
OS ANTECEDENTES DE LAS SIETE TROMPETAS

Ver Link

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””]

El bosquejo del capítulo:

I. (Apoc 8.1) El paralelismo del juicio

II. (Apoc 8.2) La preparación para el juicio

A. (v2a) Se presentan ?los? siete ángeles
B. (v2b) Se les dan siete trompetas

III. (Apoc 8.3-4) La posposición del juicio

A. (v3a) Se pospone por el ?otro ángel?
B. (v3b) Se pospone por algo que tiene que ver con el altar
C. (v4) Se pospone para contestar las oraciones de los santos
D. (v5) Se pospone para contestar las oraciones imprecatorias

IV. (Apoc 8.5-6) La precipitación del juicio

A. (v5) Es un juicio de venganza
B. (v6) Es un juicio venidero

[/box]

Los juicios de las siete trompetas forman el segundo relato en el Libro de Apocalipsis de la Gran Tribulación y la segunda venida de Cristo Jesús. Ya hemos visto el primer relato de los siete sellos y luego veremos los siete personajes y las siete copas.

Puesto que Dios es un Dios de orden, podemos ver varios patrones que se repiten en cada uno de los cuatro relatos. Uno de estos patrones es fácil de ver en los siete trompetas porque las primeras cuatro aparecen en un capítulo y las últimas tres en otros capítulos más adelante en el Libro de Apocalipsis. Hay una división de las siete trompetas?se dividen en dos grupos, uno de cuatro y otro de tres. De hecho, cada uno de los cuatro relatos de la Gran Tribulación se divide en dos grupos, uno de cuatro y otro de tres. Esta estructura se ve fácilmente en un esquema:

Relatos Referencias Divisiones

Los siete sellos Apocalipsis 6.1-8

Cuatro caballos Apocalipsis 6.9-17; 8.1

Tres otros sellos Las siete trompetas Apocalipsis 8.7-12

Cuatro desastres ecológicos Apocalipsis 9.1-21; 11.15-19

Tres ?ayes? Los siete personajes Apocalipsis 12

Cuatro ?buenos? (la mujer, el Hijo varón, Miguel y los 144.000) Apocalipsis 12

Tres ?malos? (el dragón, el Anticristo y el falso profeta)

Las siete copas (plagas) Apocalipsis 16.1-9

Cuatro desastres naturales Apocalipsis 16.10-21

Tres copas en cuanto al enemigo

En Apocalipsis 8 vemos primero algunos antecedentes de las siete trompetas, y luego se derraman los primeros cuatro juicios de los siete trompetas. Las demás trompetas (los tres ?ayes?) se hallan en Apocalipsis 9 y 11. Para seguir el orden que hemos establecido para nuestro estudio del Libro de Apocalipsis, vamos a analizar los antecedentes aparte (en este capítulo). Después?en el siguiente capítulo?estudiaremos cada una de las siete trompetas en detalle.

EL PARALELISMO DEL JUICIO

Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. [Apoc 8.1]

Otra vez vemos que el séptimo sello (del primer relato de la Gran Tribulación) se menciona aparte de los otros seis. Dios incluye este último sello en el capítulo 8 que se trata casi exclusivamente de los juicios de las trompetas. Como con cualquier otro aspecto de la Palabra de Dios, hay un propósito divino en esto.

En Apocalipsis 8.1 vemos el ?paralelismo? del juicio de la Gran Tribulación. El juicio que Dios derrama sobre la tierra por medio de las siete trompetas es paralelo al de los siete sellos. Suceden al mismo tiempo; los relatos ?se traslapan?; son historias paralelas. Exactamente como los cuatro Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan tratan del mismo tiempo desde cuatro puntos de vista diferentes, así estos cuatro relatos de la Gran Tribulación nos dan cuatro diferentes perspectivas del mismo tiempo.

LA PREPARACIÓN PARA EL JUICIO

Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. [Apoc 8.2]

Se presentan ?los? siete ángeles

Lo que nos llama la atención de la primera parte de este versículo es el artículo ?los?. Juan se refiere a ?los? siete ángeles como si fueran siete ángeles específicos o siete ángeles que él vio antes (siete ángeles que ya se mencionaron en el Libro de Apocalipsis) y que ahora reciben las siete trompetas.

Los únicos siete ángeles que se mencionan antes?y que forman un grupo de ?los? siete ángeles?son los siete ángeles de las siete iglesias. Podría ser que estos son los mismos. Quizá con la persecución que se desencadenó al comienzo de la Gran Tribulación, sus ?iglesias? dejaron de existir. Si el caso es así, estos siete ángeles forman parte de la venganza sobre los perseguidores porque reciben siete diferentes juicios para derramar sobre la tierra y los moradores de ella.

Si ?los? siete ángeles no son los de las siete iglesias, son otros siete a los cuales Dios engarca de esta tarea de juicio. De todos modos, a estos siete ángeles se les dan siete trompetas.

Se les dan siete trompetas

Durante los tiempos antiguos se usaban las trompetas para viarias cosas, como por ejemplo llamar a la gente a reuniones, a juicios o a celebraciones como las fiestas solemenes de srael (ver Número 10.1-10 para unos ejemplos más específicos). El uso más común era para llamar a la gente a reunirse para la guerra, como en el siguiente ejemplo de 1Samuel.

Y Jonatán atacó a la guarnición de los filisteos que había en el collado, y lo oyeron los filisteos. E hizo Saúl tocar trompeta por todo el país, diciendo: Oigan los hebreos. Y todo Israel oyó que se decía: Saúl ha atacado a la guarnición de los filisteos; y también que Israel se había hecho abominable a los filisteos. Y se juntó el pueblo en pos de Saúl en Gilgal. [1Sam 13.3-4]

En este último ejemplo, vemos el cuadro de lo que está pasando con las siete trompetas en Apocalipsis. Dios va a mandar tocar siete trompetas porque Él está listo para hacer guerra contra los impíos del mundo.

LA POSPOSICIÓN DEL JUICIO

3 Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.

4 Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. [Apoc 8.3-4]

Se pospone por el ?otro ángel?

Los siete ángeles reciben sus trompetas en el versículo, pero no empiezan a tocarlas hasta los versículos 6 y 7. Así que, hay una ?posposición? del juicio para que este ?otro ángel? (v3b) pueda hacer lo que el Señor quiere que haga.

Se pospone por algo que tiene que ver con el altar

En la última parte del versículo 3 vemos que hay un altar de oro delante del trono de Dios (v4; está en la ?presencia de Dios?). Como vimos anteriormente, el tabernáculo de Israel que se hizo durante el tiempo de Moisés, fue hecho conforme al ?modelo? que el Señor le mostró a siervo (Moisés).

Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte. [Heb 8.4-5]

Moisés vio el verdadero tabernáculo del universo con todo su mobiliario en el cielo?en la presencia de Dios.

El altar de oro que está delante de Dios en el tercer cielo es el altar de inciencia que se mencion en detalle en Éxodo 30.1-10. Este altar estaba delante del arca del testimonio que es un cuadro del trono de Dios porque ahí?encima del arca?la presencia del Señor se manifestaba. Por esto, vemos un cuadro de la oraciones de los santos en el incienso que se quemaba sobre el altar.

Se pospone para contestar las oraciones de los santos

Suba mi oración delante de ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde. [Sal 141.2]

El incienso en la Biblia es un cuadro de las oraciones de los santos, específicamente de las de los santos de la Tribulación. En este contexto es interesante recordar que los Salmos son, doctrinal y proféticamente, las oraciones de los santos de la Tribulación. Vemos este mismo cuadro tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo.

Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. [Luc 1.10]

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del

Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. [Apoc 5.8]

En Apocalipsis 8.3-4, el ángel añade ?mucho inciencio? a las oraciones de ?todos los santos?. La frase ?todos los santos? en este contexto se refiere a todos los que están orando en este momento?durante el tiempo de las siete trompetas. Son las oraciones de los santos de la Gran Tribulación que están sufriendo en un mundo controlado por el Anticristo. Dios, entonces, pospone el juicio de las trompetas para contestarles a Sus santos que están en la tierra clamándole en oración.

Los Salmos que más nos muestran estas oraciones de los santos de la Gran Tribulación son los ?imprecatorios?  (los  ?Salmos  imprecatorios?).  Imprecatorio  quiere  decir  que  el  Salmo  en  cuestión contiene o denota una imprecación (la acción de imprecar). Imprecar es proferir palabras con que se expresa el vivo deseo de que alguien sufra mal o daño. Como vimos antes, en Apocalipsis 6, los mártires de la Gran Tribulación están en el cielo, en la presencia de Dios, orando por venganza. Están ?imprecando?.

Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. [Apoc 6.9-11]

Además, los santos vivos de la Gran Tribulación?los que todavía están en la tierra huyendo de su enemigo, el Anticristo?están ?imprecando? también. Un  buen  ejemplo de  sus  oraciones es  Salmo 137.7-9.

Oh Jehová, recuerda contra los hijos de Edom el día de Jerusalén, cuando decían: Arrasadla, arrasadla hasta los cimientos. Hija de Babilonia la desolada, bienaventurado el que te diere el pago de lo que tú nos hiciste. Dichoso el que tomare y estrellare tus niños contra la peña. [Sal 137.7-9]

Otros Salmos imprecatorios son los siguientes: Salmos 2; 35; 37; 59; 69; 79; 109; 139; 143. En estos Salmos se ve un cuadro de lo que los santos de la Gran Tribulación están orando?lo que Dios oye?en Apocalipsis 8.3-4.

Así que, al fin y al cabo, las oraciones de los santos inclinan la balanza y Dios contesta estas ?oraciones imprecatorios? que se le suben a Él como el incienso del altar en el tabernáculo. Por lo tanto, el Señor manda juicio.

LA PRECIPITACIÓN DEL JUICIO

5 Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.

6 Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. [Apoc 8.5]

Es un juicio de venganza

El incensario está lleno, según los versículos 3 y 4, de las oraciones imprecatorias de los santos. Con el incienso, el ángel añade fuego del altar (un cuadro de juicio como, por ejemplo, el fuego del infierno). Con incensario lleno, él lo arroja a la tierra como un juicio de venganza?como la ?justicia poética?? sobre los enemigos de los santos.

Además, en el versículo 5 vemos lo que se podría tildar la ?fórmula de catástrofe?. Cuando aparece la frase ?truenos, y voces, y relámpagos? y un terremoto?, indica que hay una catástrofe sucediendo. Esta frase se repite tres veces más?cuatro en total? en el Libro de Apocalipsis (una vez sin el terremoto).

Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. [Apoc 4.5]

Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. [Apoc 11.19]

Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. [Apoc 16.18]

Cada vez señala una catástrofe global, exactamente como aquí en Apocalipsis 8 con las siete trompetas.

Es un juicio venidero

Con la ?preparación? de la tierra por este incensario lleno de fuego, se acaba la posposición y el juicio de las trompetas ya está por venir. Dios no va a demorar más, así que en el siguiente versículo (y, para nosotros, el siguiente capítulo de este libro) se toca la primera de las siete trompetas.

CONCLUSIÓN

Hay cuatro relatos de la Gran Tribulación y la segunda venida de Cristo en el Libro de Apocalipisis?en los capítulos del 4 al 19. Tres de ellos tienen un pasaje que se trata de antecedentes, eventos que suceden antes del relato del juicio divino (el tercer relato de los siete personajes es el único que no tiene antecedentes).

En este segundo relato, el de las siete trompetas, hay sólo seis versículos de acontecimientos. Sin embargo, en estos seis versículos Dios nos ha mostrado el paralelismo de los juicios, la preparación para el juicio, la posposición del juicio (para que Dios pueda contestar las oraciones imprecatorias de Sus santos) y la precipitación del juicio cuando el ángel arroja su incensario de fuego a la tierra. Lo que sigue son los cuatro desastres ecológicos de las primeras cuatro trompetas.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*