Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios IV

Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios Iv
(23) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (q)

Ver Link

Cuando venga el Consolador, a quien yo enviaré del Padre, es decir, el Espíritu de verdad que procede del PADRE, Él dará testimonio de Mí. (Juan 15:26 NBLH)

Meditación
Consolar o consolación en lo natural o espiritual puede entenderse, como: consuelo, confortación, alivio, desahogo, aplacamiento, ánimo, aliento. Todos estos derivados o sinónimos parciales tienen relación con la palabra griega Paraklésis; cual  puede leerse “Paracleto”; que quiere decir: “uno que ayuda” o “está al lado” o “llamar al lado de uno”, y que el Evangelio de Juan identifica como el Espíritu Santo. En un sentido significa: invitar, animar, exhortar, ofrecer apoyo. Esta palabra es traducida del verbo hebreo Najiam que significa: “Alentar y consolar”.

(24) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (r)

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación. Y que el Dios de paciencia y del consuelo les conceda tener el mismo sentir unos para con los otros conforme a cristo Jesús. (2 Corintios 1:3; Romanos 15:5 NBLH)

Meditación
Seguimos en el ministerio del Consolador (Espíritu Santo). El Consolador es el que restaura la confianza y fortalece nuestra esperanza en Cristo; provee ánimo y toda ayuda espiritual que necesitamos. Él es la fuente de toda consolación; Es Aquel que alivia el sufrimiento o quita la preocupación; pero requiere una total dependencia, no separados o distanciados de Él. El creyente que sufre o es atribulado por la causa de Cristo, es para consuelo y salvación de otros; y si son consolados, es para consolar a otros que pasan aflicciones que ellos sufrieron (2 Corintios 1:6).

(25) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (s)

Pero cuando venga el Consolador q quien Yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, Él dará testimonio acerca de Mí.  (Juan 15:26 RVR)

Meditación
Otro ministerio del Espíritu Santo es dar testimonio acerca de Jesús. Observe, el pasaje menciona la expresión “acerca de”; que se puede entender, como: El Espíritu nos indicaría, como preparar un escrito, una reflexión, discurso o como conducir una conversación, enseñanza o instrucción. Es decir, el Espíritu Santo ayudará al creyente a conducirse correctamente, hablar con la verdad; particularmente, de lo que Cristo ha hecho en su vida, en caso de dar testimonio de Él. Nos explicará y enseñará la verdad de la Escritura, para no ser engañados (1 Juan 2:26-27).

(27) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (t)

En El también vosotros, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído, fuisteis sellados en Él con el Espíritu Santo de la promesa, que nos es dado como garantía de nuestra herencia, con miras a la redención. (Efesios 1:13-14 LBLA)

Meditación
El Espíritu Santo debe ser un amigo personal del creyente, para tener la confianza o mejor dicho la libertad para trabajar en su obra de arte que eres tú. Él está para guiarte e instruirte; para levantarte cuando estás caído o decaído; para animarte, darte alienta y fortalecerte; para ayudarte a orar cuando no está en condiciones de hacerlo; pero, para realizar algunas de estas cosas, Él necesita tu consentimiento. Lo que Él hace en ti, es darte el nuevo nacimiento cuando confiesas a Jesús como Señor, luego te sella como garantía para el día de la redención.

(28) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (u)

Sois protegidos por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último Tiempo. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: ¿El celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros? (1 Pedro 1:5; Santiago 4:5 LBLA)

Meditación
Algo importante que el Espíritu hace en y por el creyente es protegerlo; tanto en lo natural como en lo espiritual. Él nos protege o guarda porque somos su propiedad y desea en forma celosa que estemos unidos a Él. La palaba guardar desde la perspectiva de la Biblia tiene un significado profundo: Es un cerco alrededor del creyente, una valla o círculo de espinas que lo protege; debe entenderse también, como cuidar tu salida y entrada, así como todos tus movimientos. Él nos ama y nos anhela celosamente, y en ese celo, fundamenta su cuido diligente por nuestra alma.

(29) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (v)

De la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. No sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Y Aquél que escudriña los corazones sabe cuál es el sentir del Espíritu, porque Él intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios. (Romanos 8:25,26 NBLH)

Meditación
La providencia del Espíritu Santo, en realidad abarca todos las áreas y acontecimientos de nuestra vida; por tanto, se debe depender de Él, en, por y para todo. Nada ocurre o acontece en la vida del creyente por casualidad. El Espíritu da testimonio al creyente, que es hijo de Dios y la necesidad que tiene de Él en su vida, a través del agotamiento físico y/o mental, enfermedad, debilidad espiritual, etc.; ocasión propicia para que el Espíritu interceda por él, en oración; pidiendo, según la voluntad del Padre. Al ayudarte, glorifica al Padre y su poder se perfecciona en tu debilidad.

(30) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (w)

Dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. (Gálatas 5:16-17 NTV)

Meditación
Los muchos ministerios del Espíritu Santo son para con los creyentes. En resumen, se puede enunciar: (1) Mora en el creyente; y al efecto, (2) le ayuda a vencer el pecado, dándole la victoria sobre él, mientras viva en comunión con Dios. (3) Forma un nuevo carácter en el creyente, moldeándolo a fin de que en él se forma la imagen de Cristo (quien es el primogénito entre muchos hermanos; Romanos 8:29). (4) Inspira y enseña al creyente a orar. (5) Hace real para el creyente, su posición de hijo de Dios, derecho otorgado por Cristo (Gálatas 4:6; Juan 1:12).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*