Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades IV

Poder sobre la Muerte y el Hades, reflexión angel fuego
(118) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (v)

Ver Link

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. (Lucas 19:19-23 RVR)

Reflexión
He aquí comentarios bíblicos de eruditos, alusivo al Hades: (1) Sobre el relato de Lucas 16:19-31, donde hay confusión, aclaran: “No hay evidencia que este relato sea una parábola. Los hombres ricos y los mendigos eran comunes. No hay razón por la que Jesús no pueda haber tenido en mente un caso en particular. En ninguna parábola se llama a una persona por su nombre, como sucede en el texto (20). (2) Una parábola siempre empieza con una comparación para que el mensaje pueda ser entendible”. Por ejemplo: “El reino de los cielos es cómo”, etc…

(119) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (w)

Estando en el infierno (Hades), en medio de los tormentos, el rico levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro con él en su regazo. Después la muerte y el lugar de los muertos (Hades) fueron arrojados al lago de fuego. (Lucas 16:23; Apocalipsis 20:14 BLAT)

Reflexión
Sigue comentario bíblico de eruditos: “La palabra griega hadës, como su equivalente hebreo sheol, se usa de dos maneras: (1) Para indicar la condición de los no salvados entre la muerte y el juicio del gran trono blanco (Apocalipsis 20:11-15). Lucas 16:23 (pasaje que antecede) muestra que en el hadës los perdidos están conscientes, tienen uso completo de sus facultades, memoria, etc. Y están en tormento. Esto continúa hasta el juicio final de los perdidos (2 Pedro 2:9), cuando todos los no salvados, y también el hadës mismo, serán arrojados al lago de fuego”.

(120) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (x)

El hombre rico gritó: ¡Padre Abraham ten piedad! Envíame a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua. Estoy en angustia en estas llamas. Abraham le dijo: Hay un gran abismo que nos separa. Ninguno de nosotros puede cruzar hasta allí, y ninguno de ustedes puede cruzar hasta aquí. (Lucas 16:24-26 NTV)

Reflexión
Continúa comentarios de eruditos: “La palabra hadës se usa: (2) Para indicar, en líneas generales, la condición de todos los espíritus humanos (que han partido de este mundo) entre el tiempo de la muerte y la resurrección. Ocasionalmente vemos este uso en el A.T., pero rara vez en el N.T. (Génesis 37:35; 42:38; 44:29,31). No debemos esperar que haya posibilidades de cambiar de un estado al otro después de la muerte. El versículo 23 muestra que cuando el hombre no salvado que estaba en el hadës vio a Abraham y a Lázaro, ellos estaban lejos, y el v. 26 declara que entre ambos hay una gran sima, de modo que nadie puede cruzar de un sitio al otro”.

(121) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (y)

«No tengas miedo; yo soy el primero y el último, Y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre. Yo tengo las llaves del reino de la muerte. (Apocalipsis 1:17-18 DHH)

Meditación
Sigue reflexión por eruditos: “Algunos intérpretes creen que Efesios 4:8-10 indica que en la resurrección de Cristo ocurrió un cambio en el lugar donde están los creyentes fallecidos. Es verdad que ahora los salvados inmediatamente van a la presencia de Cristo (2 Corintios 5:8; Filipenses 1:23). Jesús le dijo al ladrón arrepentido: Hoy estarás conmigo en el paraíso (Lucas 23:43). Pablo fue arrebatado hasta el tercer cielo, que describió como el paraíso (2 Corintios 12:1-4). El paraíso es un lugar de gozo, pero este gozo no es completo hasta tanto el espíritu vuelva a unirse con un cuerpo glorificado en la resurrección de los justos (1 Corintios 15:4-54; 1 Ts.4:16-17)”.

(122) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (z)

Por tanto, el Seol (Hades) ha ensanchado su garganta y ha abierto sin medida su boca. Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras, trayendo sobre sí destrucción repentina. (Isaías 5:14; 2 Pedro 2:1 LBLA)

Reflexión
Visto cierto material sobre el Hades, se puede resumir lo pertinente así: El Hades, conocido también como infierno, es un lugar real, ubicado en el centro de la tierra y dice la Escritura que no se sacia, cada día se ensancha para recibir más almas, que parten del mundo sin Cristo. No se debe esperar que haya posibilidades de cambiar de un estado a otro después de la muerte, porque mientras hay vida hay esperanza de ser salvo. La persona que enseña que hay esperanza después de la muerte, es un falso maestro y apóstata; y tendrá su parte en ese lugar y el lago de fuego.

(123) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (aa)

Porque mi alma está hastiada de males, y mi vida cercana al Seol. Soy contado entre los que descienden al sepulcro. (Salmos 88:3-4 RVR)

Reflexión
Aclaración: Aunque tanto Seol como Hadës en la Escritura se han traducido “sepulcro”, “tumba”, etc. (Salmos 88:4; 1 Corintios 15:55), tales palabras nunca indican un lugar de sepultura sino el estado del espíritu después de la muerte. En el AT se habla del Seol como equivalente de la tumba, donde cesan todas las actividades humanas, el destino donde se dirige toda vida humana (Génesis 42:38; Job 14:13). En verdad esta apreciación es visto por el hombre natural, “debajo del sol” quien juzga por las apariencias y cree que el Seol no es más que la tumba (Eclesiastés 9:5,10).

(124) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (bb)

Y el mar entregó los muertos que estaban en él, y la Muerte y el Hades entregaron a los muertos que estaban en ellos. Y la Muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. (Apocalipsis 20:13-14 LBLA)

Reflexión
Confío en el Señor que la aportación sobre el Hades, Seol o infierno, se haya comprendido en toda su magnitud; es decir, que es un lugar real, no mítico ni psicológico; y al igual que sus moradores temporales, este sitio o prisión en el centro de la tierra será arrojado al lago de fuego junto con la muerte, después de que hayan entregado las almas que en ellos están (Apocalipsis 20:13-14). Es obligación aclarar, que no existe un purgatorio como afirma una religión. Existe dos lugares, donde van las almas: Al cielo o al Hades; la Biblia es taxativa e imperativa al respecto.

(125) Visión de Juan en Patmos: Poder sobre la Muerte y el Hades (cc)

No tengas miedo. Yo soy el Primero y el Último, y el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno. (Apocalipsis 1:17-18 NVI)

Reflexión
Reforzamiento y conclusión sobre el Hades. Para el que aún tiene dudas, puede examinar este pasaje, que habla claro sobre el Hades y la Muerte; que por cierto estarán muy activos durante los juicios que vendrán sobre la tierra: “Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: Ven. Y miré, y he aquí, un caballo amarillento; y el que estaba montado en él se llamaba Muerte; y el Hades lo seguía. Y se les dio autoridad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con pestilencia y con las fieras de la tierra” (Apocalipsis 6:7-8).

¡Este Magno Evento está por Acontecer! ¡Cristo Viene! ¿Está Listo para Irse con Él?

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*