LA APLICACIÓN PERSONAL DE LAS SIETES IGLESIAS

LA APLICACIÓN PERSONAL DE LAS SIETES IGLESIAS
LA APLICACIÓN PERSONAL DE LAS SIETES IGLESIAS

El bosquejo del capítulo:

I. Los siete tipos de cristianos

A. Éfeso: El fundamentalismo
B. Esmirna: El ritualismo
C. Pérgamo: El clericalismo
D. Tiatira: El ecumenismo
E.  Sardis: El liberalismo
F.  Filadelfia: El fanatismo
G. Laodicea: El materialismo

Leer Versículos aquí

Hay muchas diferentes maneras de aplicar personalmente el contenido de estas siete cartas a las iglesias de Apocalipsis 2 y 3. Sin embargo, vamos a analizar sólo dos: Los siete diferentes tipos de cristianos y los siete periodos de la historia de la Iglesia cristiana. Puesto que la aplicación doctrinal de estos dos capítulos tiene que ver con la Tribulación, vamos a dejarla para el estudio del próximo capítulo. De esta manera, podremos ver la continuidad de la ?historia futura? que se escribió en el Libro de Apocalipsis (viendo las iglesias de Apocalipsis 2 y 3 y su relación con los eventos que siguen después en la historia de la Tribulación). Por ahora, veamos lo que Dios tiene para enseñarnos a los cristianos en estas cartas a las siete iglesias de Apocalipsis 2 y 3.

LOS SIETE TIPOS DE CRISTIANOS

Éfeso: El fundamentalismo

En la carta a la iglesia de Éfeso vemos el ?fundamentalismo? (Apoc 2.1-7). Este es el cristiano que tiene buenas obras, pero sin una relación personal con el Señor. Tiene la buena y sana doctrina, y por lo tanto puede señalar a los falsos maestros y enumerar sus errores con facilidad. Sin embargo, ha dejado su primer amor?su andar personal con Jesucristo. Cambió su relación personal por un sistema de reglas externas y aunque tiene mucho conocimiento y una capacidad increíble de exponer doctrina y descubrir errores, no tiene una relación de amor con Dios. Este es el ?fundamentalista? seco y duro.

Esmirna: El ritualismo

En la carta a la iglesia de Esmirna, vemos el ?ritualismo? (Apoc 2.8-11). Este elemento se destaca en el versículo 9 con el comentario del Señor sobre ?la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son?. Los que quieren desarrollar un sistema religioso de ritos con base en una jerarquía de sacerdotes (como el judaísmo; por ejemplo: La Iglesia Católica), corren el riesgo de caer en la trampa del ?ritualismo?. Cristo dice que ellos forman parte de la ?sinagoga de Satanás?. Él no quiere los ritos sino una relación personal con nosotros.

Pérgamo: El clericalismo

En la carta a la iglesia de Pérgamo vemos el ?clericalismo? (Apoc 2.12-17). En el versículo 15 se menciona la doctrina de los nicolaítas (se menciona por primera vez en Apocalipsis 2.6). Como vamos a ver luego (en el análisis de los siete periodos de la historia de la Iglesia), la palabra ?nicolaíta? se refiere al sistema del ?clero? que se estableció para ?conquistar a los laicos? (a las personas comunes y corrientes). Así que, el cristiano que cree que hay una división entre el clero y el laicado, ha caído en el error de Pérgamo: El clericalismo.

Tiatira: El ecumenismo

En la carta a la iglesia de Tiatira vemos el ?ecumenismo? (Apoc 2.18-29). El creyente ?tipo Tiatira? ha llevado los errores de Pérgamo un paso más. Esta es la persona que cree que todos los caminos lo llevan a uno a Dios. Este es el ?ecumenismo? que quiere unir todas las religiones en una. Sin embargo, Dios llama este tipo de creencia idolatría, fornicación espiritual y adulterio espiritual. Él la aborrece y por lo tanto nosotros debemos aborrecerla también.

Sardis: El liberalismo

En la carta a la iglesia de Sardis vemos el ?liberalismo? (Apoc 3.1-6). El liberal tiene nombre que vive (se llama ?cristiano?) pero está muerto (Apoc 3.1). Ha dejado de lado lo que recibió y oyó antes?la Palabra de Dios (Apoc 3.3)?y por esto el Señor le exhorta a arrepentirse y guardarlo de nuevo.

Muchas denominaciones protestantes caen en esta categoría. Cuando empezaron durante el tiempo de la Reforma, iban por buen camino. No obstante, dejaron de lado lo que recibieron y oyeron?dejaron de seguir ?sola Escritura? (para usar la frase de Martín Lutero, el fundador de la Iglesia Luterana).

Filadelfia: El fanatismo

En la carta a la iglesia de Filadelfia vemos el ?fanatismo? (Apoc 3.7-13). ¡Yo quiero ser como estos creyentes! Puede ser que los de Filadelfia tenían poca fuerza, pero Pablo dice en 2Corintios 12.9-10 que ?de buena gana me gloriaré más en mis debilidades? porque así el poder de Dios se perfeccionará en mis debilidades. Este tipo de cristiano guarda la Palabra de Dios y no niega el nombre del Señor Jesucristo (Apoc 3.8). No se avergüenza del evangelio y aprovecha cada puerta abierta que Dios le provee. Así que, este es el ?fanático?, el que es radical en su cristianismo?es el imitador del Apóstol Pablo (quien también era un ?fanático radical? en su cristianismo).

Laodicea: El materialismo

En la carta a la iglesia de Laodicea vemos el ?materialismo? (Apoc 3.14-22). Este es el cristiano que lo tiene todo y cree que está bien con el Señor (Apoc 3.14). Sin embargo, su materialismo (su preocupación con las cosas de este mundo y de esta vida) le ha cegado a la realidad. Él no sabe que le da tanto asco al Señor que tiene ganas de vomitar. Ojalá que Cristo traiga Su castigo sobre estos creyentes hoy en día, porque el peor juicio de todos es cuando el Señor lo deja a uno solo para ?disfrutar? su pecado sin ningún castigo (Apoc 3.19). Pero si Él trae la ?vara de corrección?, los hijos de Dios se arrepentirán y se santificarán.

Conclusión

Son siete cartas a siete diferentes iglesias literales en Asia Menor durante el primer siglo (la aplicación histórica). También, como acabamos de ver, podemos aplicar lo que el Señor dice a estas siete iglesias a nosotros mismos. ¿Cuál tipo de creyente es usted? ¿Cuál tipo quiere ser? Entonces, ¿qué tiene que cambiar en lo que hace cada día para llegar a serlo?

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*