Visión de Juan en Patmos: Referencia de otras Características

Visión de Juan en Patmos Referencia de otras Características(76) Visión de Juan en Patmos: Referencia de otras Características

Leer Versículos aquí

Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. (Apocalipsis 1:16 RVR)

Reflexión
Visto a Jesucristo en su carácter de Hijo del Hombre y en sus distintas facetas, tales como: vestido de Sumo Sacerdote y su implicación; manifestado como Rey que está por venir y como Juez que juzgará dentro de poco a la tierra y sus moradores, nos indica que es hora de pasar al análisis o significado del siguiente pasaje. Las siete estrellas en su diestra, son los ángeles de las siete iglesias, que hace algún tiempo se vio desde la perspectiva general (Apocalipsis 1:20); y la espada aguda de dos filos, representa o simboliza su Palabra (Hebreos 4:12).

(77) Visión de Juan en Patmos: Referencia de otras Características (b)

Tenía siete estrellas en la mano derecha, y una espada aguda de doble filo salía de su boca. (Apocalipsis 1:16 NTV)

Reflexión
En términos generales la espada era la principal arma ofensiva del soldado antiguo, con la cual cortaba o atravesaba al enemigo. Pablo recomienda al creyente vestirse de la armadura de Dios para resistir en el día malo y parte de esa armadura es la Palabra de Dios que define como “la espada del Espíritu” (Efesios 6:13,17); que el creyente debe blandir y utilizar contra el enemigo espiritual. Cristo nos dejó la instrucción de cómo utilizar la espada: “escrito está “; con ella resistió y venció al diablo durante la tentación en el monte después de ayunar (Mateo 4:1-11).

(78) Visión de Juan en Patmos: Referencia de otras Características (c)

En su mano derecha tenía siete estrellas, y de su boca salía una aguda espada de dos filos; su rostro era como el sol cuando brilla con toda su fuerza. (Apocalipsis 1:16 LBLA)

Reflexión
De acuerdo a las Escrituras, simbólicamente la espada representa el juicio de Dios (Deuteronomio 32:41; Salmo 17:13; Romanos 13:4; Apocalipsis 2:12). En este pasaje, la espada anuncia juicios severos a la tierra; pero su doble filo indica otro hecho futuro, además de los juicios (siete sellos, siete trompetas y siete copas), significa la participación directa de Jesucristo en el uso de la espada contra el ejército de la Bestia que tendrá sitiada a Jerusalén (batalla de Armagedón) a su regreso a la tierra y, herirá a las naciones con ella (Apocalipsis 19:15).

(79) Visión de Juan en Patmos: Referencia de otras Características (d)

En su mano derecha tiene siete estrellas; de su boca sale una espada aguda de doble filo y su cara brilla como el sol cuando está en su máximo esplendor (Apocalipsis 1:16 BLAT)

Reflexión
“Su rostro brilla como el sol”: A diferencia de la transfiguración en el monte delante de sus discípulos (Mateo 17:2), Juan ve al Señor Jesucristo en toda su gloria, la verdadera gloria con que vive en este el momento en el cielo. El Señor, al aparecer delante de Juan (que fue uno de los discípulos que lo acompañó en ese momento y presenció el evento de su transfiguración) con el rostro como el “sol cuando resplandece en su fuerza”, le hace ver y entender que esa será la nueva realidad en la tierra, cuando Él venga a reinar durante el milenio y posteriormente.

(80) Visión de Juan en Patmos: Conclusión de otras Características (e)

En su mano derecha tenía siete estrellas, y de su boca salía una aguda espada de dos filos. Su rostro era como el sol cuando brilla en todo su esplendor. (Apocalipsis 1:16 NVI)

Reflexión
(2) Su rostro como el sol cuando brilla al máximo: Dos pasajes de Apocalipsis confirman esta frase como una manifestación de la gloria del Señor Jesucristo. Atinente a la nueva Jerusalén, Juan narra: “La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que la iluminen, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones que hubiesen sido salvadas, andarán a su luz” (Apocalipsis 21:24-25). “Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego” … (Apocalipsis 2:18). Ambos textos reafirman al Señor glorioso.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*