Mejoremos la Salud a Todas las Edades

MEJORANDO LA SALUD A TODAS LAS EDADESMejoremos la Salud a Todas las Edades

Click para descargar

Ver Link Ver Link Ver Link

Contenido

PARTE I : SENTAR LAS BASES
PARTE II. UNA MEJOR SALUD EN TODAS LAS EDADES
PARTE III. UNA MEJOR COMPRENSIÓN DE LAS PRINCIPALES GRANDES CAUSAS DE MUERTE Y DISCAPACIDAD
PARTE IV. HACIA INTERVENCIONES MÁS EFECTIVAS.
PARTE V: EPÍLOGO DEL AUTOR

Prólogo.

A comienzos del siglo XXI, la boleta de calificaciones de la salud de nuestra Región muestra notas buenas y notas malas. Entre las buenas, los países de las Américas han hecho claros progresos en los objetivos de la ?salud para todos?. Así, las tasas de mortalidad infantil son más bajas y ello, a su vez, ha contribuido a sumar seis años a la esperanza de vida al nacer en los últimos dos decenios. Sin embargo, los progresos no se distribuyeron de forma homogénea en toda la Región y algunos países, así como ciertas áreas y grupos de población dentro de los países, se ven privados de estos beneficios. El rápido ritmo del envejecimiento y de la urbanización de la población trae consigo un incremento extraordinario de las enfermedades crónicas no transmisibles que se añade al costo continuo de muerte y discapacidad asociadas a las enfermedades trasmisibles, sobre todo en los grupos más pobres.

Las enfermedades no transmisibles son ya la causa principal de discapacidad y mortalidad prematura en la inmensa mayoría de los países de las Américas. Si las proyecciones se mantienen, las enfermedades degenerativas crónicas, los trastornos relacionados con el modo de vida y la violencia seguirán exigiendo un precio cada vez más alto de muerte y sufrimiento, afectando la calidad de vida de los pueblos de la Región. También sobrecargarán los servicios de salud e incrementarán los costos de la atención sanitaria. La buena noticia es que muchas de esas enfermedades y trastornos pueden prevenirse. Como mínimo, su avance puede retrasarse o hacerse más lento y su gravedad puede mitigarse. Puesto que muchos de sus determinantes y factores de riesgo responden a los cambios de comportamiento, la promoción de la salud constituye la clave en esta guerra.

A lo largo de sus 100 años de trabajo en pro de la salud de los países de las Américas, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha abogado por la prevención de las enfermedades y la mejora de la salud. Tras la Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud publicada durante la Primera Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud de 1986, los esfuerzos de la OPS por promover la salud se concentraron y ganaron impulso. A partir de entonces, la Organización ha trabajado junto con sus Estados Miembros para cumplir con los principios establecidos en la Carta, con actividades continuadas que incluyen el fomento de las políticas públicas saludables, la creación de entornos favorables, el fortalecimiento de las acciones comunitarias y el desarrollo de las capacidades individuales. Esta publicación es un aporte más de la OPS a su empeño global en pro de la promoción de la salud.

Este libro combina las prácticas de prevención de las enfermedades de eficacia demostrada con los principios de la ciencia de la conducta para ofrecer así un manual práctico y único. En sus páginas el lector encontrará guías sobre cómo pensar en el desarrollo de programas de promoción de la salud y prevención de las enfermedades efectivos y en la forma de llevarlos a cabo para obtener los mejores resultados posibles. El libro examina las causas de la morbilidad, la discapacidad y la mortalidad prematura en cada etapa del ciclo vital, desde la infancia hasta la ancianidad. En él se consideran también los factores de riesgo y protección de cada una de las principales formas de muerte y discapacidad, y se recomiendan intervenciones preventivas prácticas y fáciles de ejecutar.

Los profesionales de la salud que luchan por ?añadir años a la vida y vida a los años? encontrarán en Mejoremos la salud a todas las edades. Un manual para el cambio de comportamiento una herramienta valiosísima para su trabajo. Además, las autoridades de salud nacionales, provinciales y locales descubrirán su gran utilidad para la planificación de los programas de salud. Esperamos también que tenga gran aceptación para la enseñanza y la formación de las nuevas generaciones de trabajadores de salud.

Agradecemos al autor, Dr. C. David Jenkins, reconocido profesor de psiquiatría, epidemiología y medicina preventiva y de salud comunitaria, su colaboración con la OPS para la publicación de este trabajo tan importante y útil.

Mirta Roses Periago
Directora

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*