Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios

Juan en la Isla de Patmos La palabra de Dios(7) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios

Leer Versículos aquí

Yo, Juan, hermano de ustedes, me encontraba en la isla de Patmos a causa de la palabra de Dios y de las declaraciones de Jesús. (Apocalipsis 1:9 BLAT)

Reflexión
Juan estaba exilado a Patmos, quizás condenado a trabajos forzados como otros presos políticos; pero, ¡a causa de la palabra de Dios! ¿Qué es la palabra de Dios? Algunos dirán la Biblia; en gran parte es cierto. En sí, la Biblia condensa libros diversos con la palabra. Ella misma, refiere la expresión: “Palabra de Dios”, y la frase aparece 394 veces en el Antiguo Testamento. Jesús se refería esta condensación de libros, como: “La Escritura”. Es bueno ver lo que la Escritura dice sobre la “palabra de Dios”. Entonces, ¡Se verá, próximamente en lo sucesivo! Es parte del tema.

(8) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios

Yo, Juan, hermano de ustedes, me encontraba en la isla de Patmos, por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. (Apocalipsis 1:9 NBLH)

Reflexión
Iniciaremos el tema o descripción de la frase: “Palabra de Dios”, a partir de la fuente, que hoy es el diccionario bíblico. La palabra de Dios se refiere a la comunicación de Dios con el hombre. Por ser la palabra el vehículo con que se expresan los pensamientos, es el medio más común con el que Dios revela y realiza sus propósitos. De ahí que frases como “la palabra de Jehová vino a mí” (Jeremías 1:11), “vino la palabra de Jehová a Ezequiel” (1:3), y “palabra de Jehová que vino a Oseas” (1:1), etc. sean características de los libros proféticos.

(9) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios (c)

Yo, Juan, me encontraba en la isla de Patmos, a causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús. Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre. (Apocalipsis 1:9; Isaías 40:8 LBLA)

Reflexión
Siempre desde el diccionario bíblico: “La palabra de Dios es una extensión de su personalidad. Luego, está investida de autoridad divina y debe ser respetada y obedecida; tanto por los ángeles como por los hombres (Deuteronomio 12:32; Salmo 103:20). La palabra de Dios es permanente y tiene que cumplirse (Isaías 55:11). En el Salmo 119 la frase se usa como sinónimo de la ley, por tanto se refiere a la palabra de escrita, aunque en casi todos los otros casos la palabra de Dios se refiere a una comunicación hablada.

(11) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios (d)

Yo, Juan, estaba en la isla de Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesús. Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras de Jehová, y todas las leyes; Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová… (Apocalipsis 1:9; Éxodo 24:3-4 RVR)

Reflexión
El doble uso de la Palabra de Dios (la ley y hablada) “se explica en Éxodo 24:4; donde se dice que Moisés puso por escrito las palabras que había oído de Jehová. Además, en algunas ocasiones la palabra de Jehová venía mediante visiones; V. g.: la palabra de Jehová… lo que vio sobre Samaria y Jerusalén (Miqueas 1:1; cp. Abdías 1:1; Nahúm 1:1)”. Con esto, vimos algunos enfoques proporcionados por el diccionario bíblico, sobre la palabra de Dios en distintas formas, desde el Antiguo Testamento. La continuación del tema, será desde la perspectiva del N.T.

(12) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios (e)

Me exilaron a la isla de Patmos por predicar la palabra de Dios. Jesús respondió: En sus propias Escrituras está registrado que Dios les dijo a ciertos líderes del pueblo: “Yo digo que ustedes son dioses”. (Apocalipsis 1:9; Juan 10:34 NTV)

Reflexión
“En el Nuevo Testamento la frase *palabra de Dios*, sólo en pocas ocasiones denota algo escrito. Por ejemplo, en Marcos 7:13 se refiere a la ley que los judíos anulaban por su tradición y en Juan 10:35 al Salmo 82:6. Pero la frase (expresión) nunca se usa para referirse al conjunto de los libros del Antiguo Testamento y mucho menos a toda nuestra Biblia. Los libros del Antiguo Testamento se identificaban más bien con el término *las Escrituras*”.

(13) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios (f)

Yo, Juan, me encontraba en la isla de Patmos a causa de la palabra de Dios y de las declaraciones de Jesús. Aprendan lo que significa esta comparación: La semilla es la palabra de Dios. (Apocalipsis 1:9; Lucas 8:11 BLAT)

Reflexión
Descripción ,desde el diccionario bíblico: “En e|l Nuevo Testamento la frase palabra de Dios (logos tou theóu) generalmente denota un mensaje predicado, sobre todo el mensaje del Evangelio o el mensaje cristiano en general, predicado por Cristo y sus apóstoles (Lucas 5:1; 8:11,21; Hechos 6:2; Efesios 6:17; Hebreos 6:5; 13;7; 1 Pedro 1:23). En este sentido a veces se emplean las frases *la palabra del Señor* (1 Tesalonicenses  1:8; 2 Tesalonicenses 3:1) y *la palabra de Cristo*  (Colosenses 3:16; Hebreos 6:1; cp. *las palabras del Señor Jesús* (Hechos 20:35; 1 Timoteo 6:3).

(14) Juan en la Isla de Patmos: La palabra de Dios (g)

Yo, Juan, me encontraba en Patmos por causa de la palabra de Dios. Al contrario, le contestó Jesús, dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan. (Apocalipsis 1:9; Lucas 11:28 NBLH)

Reflexión
“Ocasionalmente la palabra de Dios parece comprender toda la voluntad o el propósito de Dios (Romanos 9:6; Colosenses 1:25; Hebreos 4:12). En los escritos de Juan se halla un uso distinto de *palabra* o más bien del vocablo griego logos. Se emplea como título del Hijo de Dios, y se traduce *Verbo* en la mayoría de las versiones. Si Dios se reveló mediante la palabra hablada, ¿cuánto más no habría de revelarse mediante la Palabra encarnada? Este es el argumento de Hebreos 1:1,2 y corrobora lo dicho en Juan 1:18: a Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo… Él le ha dado a conocer”.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*